14 abril, 2024 9:37 am
Arriba

Comisario corrupto manda golpear a ejidatario de Motul

Por José Luis Díaz

YUCATÁN, 14/02/2022. –

El comisario ejidal corrupto, Arcadio Tamayo Ángulo, ordenó a su “guarura” golpear a un ejidatario que le pidió su intervención para marcarle un alto a Julio Balam Escamilla, quién sin ser ejidatario se ha dedicado durante años a robarse las tierras.
El tiro le salió por la culata al Comisario porque su guarura salió perdedor ya que ejidatario Luis Armando se supo defender, sin embargo, el perdedor en forma cobarde y protegido por su patrón Arcadio y su cómplice Julio Balam lo llevaron ante la Fiscalía en Mérida para presentar una denuncia.
En esa dependencia el Fiscal de apellido Bonilla por la amistad que lleva con el abogado Miguel Vargas Ruiz de inmediato ordenó cambiar las medidas cautelares en contra de Luis Armando para que le fuera puesto el brazalete, y de esa manera se mantuviera alejado de las supuestas víctimas.
El ejidatario Luis Armando dijo a este medio de comunicación que es injusto que la justicia este de parte de los que los están despojando de sus tierras, que por defender sus patrimonios los traten como delincuentes, toda vez que Julio Balam no es ejidatario y desde hace años se ha venido dedicando al robo de tierras en este ejido de Motul, protegido por el sujeto de origen francés de nombre Olivier Tutoy, quién despojo de sus casas a decenas de familias en lo que un día fue la comisaría Santa Teresa y ahora quiere quedarse con sus campos agrícolas.

En este caso, señaló el campesino que el día de los hechos iban con el cuatro ejidatarios que vieron cómo sucedieron los hechos pero a pesar de ello, el Fiscal se ha inclinado hacia los responsables de estos atropellos, mientras que ellos como defensores de sus tierras son humillados y pisoteados por funcionarios encargados de procurar la justicia.
Luis Armando dijo que es lamentable y reprochable que tenga que usar un brazalete como si fuera un criminal mientras que los que si comenten actos fuera de la Ley gozan de impunidad ante la complacencia de los malos gobiernos y los funcionarios al servicio de los corruptos.
Cabe señalar, que efectivamente el que esto escribe ha denunciado infinidad de ocasiones que Julio Balam no siquiera es originario de Motul y hace algunos años llegó a vivir a este ejido, dedicándose a delinquir, incluso, a su llegada se acercó a un anciano al que fingió cuidar porque estaba solo, para que una vez que falleciera quedarse con sus tierras, y así sucedió, mientras que las autoridades han pasado por alto todas estas anomalías porque quizás esperan que haya derramamiento de sangre.


Facebook
Twitter
LinkedIn